DIAGNÓSTICO DE LA SITUACIÓN

El agua ha sido el elemento primordial de la vida de Pegalajar: la base sobre la que se ha asentado la población, la organización del espacio y la estructura socioeconómica. El agua ha sido, también, la causa fundamental de la conservación del medio: un medio humanizado donde la intervención del hombre para su mejor aprovechamiento ha sido totalmente compatible con su preservación, creándose un ecosistema agrario y medioambiental que ha perdurado en perfecto equilibrio durante siglos y que sólo la falta de agua en los últimos años ha puesto en riesgo de supervivencia y continuidad.

En octubre de 1988 el manantial de la Fuente de la Reja deja de manar. Se produce, entonces, una grave PROBLEMÁTICA que está afectando los diferentes aspectos de la vida social, económica y cultural de la población.

La pérdida del agua ha conllevado una rápida degradación de todo el sistema, ocasionando una serie de IMPACTOS y deterioros de los diferentes elementos patrimoniales y del propio medio físico que está siendo transformado perdiendo sus valores singulares.

Los vecinos de Pegalajar han reaccionado de una manera colectiva, constituyendo un MOVIMIENTO SOCIAL que, agrupado en torno a la Asociación Vecinal “Fuente de la Reja” llevan ya más de doce años desarrollando una serie de iniciativas para la recuperación del agua y del conjunto de elementos patrimoniales de este Bien Cultural.

Diferentes colectivos sociales, entidades y universidades están realizando aportaciones y PROPUESTAS DE MEJORA con el fin de conseguir una solución integral que restaure un derrame permanente de agua y devuelva la vida a la FUENTE, la CHARCA y la HUERTA.